La iglesia se prepara para el Encuentro de 2018 en la diócesis de Fort Worth

por Mark Pattison

Catholic News Service

1/11/2017

Una mujer joven lleva un crucifijo durante una misa fronteriza internacional en Arizona.  La iglesia en Estados Unidos se está preparando para un V Encuentro que busca identificar e involucrar a más de 20.000 líderes hispanos católicos emergentes. (Foto CNS/Nancy Wiechec)

Nota del editor: Este artículo fue actualizado con los informes del personal de North Texas Catholic.

Un “momento de gracia”.

Una “experiencia trascendental”. Una “oportunidad privilegiada”.

Así es como los líderes católicos describen el quinto Encuentro Nacional del Ministerio Hispano/Latino que se realizará en septiembre del 2018 en Fort Worth.

La Iglesia Católica, a nivel nacional y local, ya se está preparando para este esfuerzo masivo que se espera que identifique a más de 20,000 nuevos líderes hispanos católicos de todo el país y que involucre a más de un millón de católicos de todos los sectores.

Este esfuerzo recibió el endoso personal del Obispo de Fort Worth, Michael F. Olson, durante la asamblea general de otoño de los Obispos de los Estados Unidos celebrada el 15 de noviembre, fecha en que se lanza esta iniciativa. 

“Es de suma importancia que se fomente la formación continua y el desarrollo del liderazgo dentro de las comunidades católicas hispanas y latinas”, dijo el Obispo Olson. “El V Encuentro es una oportunidad privilegiada para prepararnos a todos nosotros como discípulos misioneros dispuestos a servir a toda la Iglesia y para que la Iglesia afirme y reciba los dones que los hispanos y latinos aportan a la Iglesia en los Estados Unidos por muchas generaciones”.

El tema del quinto Encuentro o “V Encuentro”, como se le llama de manera abreviada, es “Los discípulos misioneros: Testigos del amor de Dios”, según el Obispo Auxiliar Nelson J. Pérez de Rockville Centre, Nueva York, Presidente del Subcomité de Obispos de Asuntos Hispanos. 

“Es una gran oportunidad para que la Iglesia llegue a nuestros hermanos y hermanas hispanas y de llevarles el mensaje de Cristo de amor y esperanza”, continuó diciendo. “Es un tiempo de escuchar, un tiempo de desarrollar relaciones significativas, un tiempo de aprender y de producir frutos abundantes y un tiempo de regocijarse en el amor de Dios”.  

 

¿Qué es el V Encuentro ?

El V Encuentro es un proceso de cuatro años de reflexión y acción que llama a todos los católicos de los Estados Unidos a un período de formación, consulta, actividad misionera, desarrollo de liderazgo e identificación de las “mejores prácticas” de ministerio. 

A partir de lo que su Santidad Papa Francisco ha señalado, el objetivo del V Encuentro es lograr dos cosas: discernir formas en las que la Iglesia en los Estados Unidos pueda responder mejor a las necesidades de la creciente población hispana e impartir las herramientas necesarias a los católicos hispanos para ser discípulos misioneros de la Iglesia en sus respectivas comunidades.  

“Esto es llevar el mensaje y tono del Papa Francisco para llegar hasta más allá de la propia comunidad y ser una presencia acogedora para los demás”, dijo Joel Rodríguez, Director del Ministerio Hispano de la Diócesis de Fort Worth.

“Es conversión”, continuó diciendo el señor Rodríguez. “La Biblia, desde el libro de Génesis hasta el del Apocalipsis, nos señala a un solo Dios, Jesucristo, y el Encuentro nos señala sólo hacia Él. Es un llamado al discipulado para que compartamos y anunciemos la Buena Nueva”.

 

Un Catalizador

El Encuentro comenzó en 1972, luego que los Obispos de los Estados Unidos vieron el rápido crecimiento de los hispanos en la Iglesia. En cierto sentido, explicó el señor Rodríguez, el primer Encuentro fue una llamada de los hispanos a la Iglesia para “que les prestaran atención y se dieran cuenta de ellos” en un momento en que la apertura pastoral hacia los latinos en los Estados Unidos era mínima.  

Desde entonces, cuatro Encuentros han llevado a una serie de cambios, incluyendo la creación de la Secretaría de Asuntos Hispanos de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, un plan pastoral nacional para el Ministerio Hispano y un creciente respeto y apreciación de la diversidad cultural de la Iglesia.  

“En ese entonces, en el 1972, eso era lo que los hispanos necesitaban”, dijo el señor Rodríguez. “Ahora, más de 40 años más tarde, la población hispana dentro de la Iglesia dice ‘Necesitamos aún su apoyo; sin embargo, estamos también listos y preparados para ayudar, ¿En dónde nos necesitan?’” 

“No es simplemente pedir ayuda, es también decir ‘Hey, estamos aquí. Nos hemos educado. Estamos preparados. Estamos catequizados. Estamos aquí para ayudar a la Iglesia’”. 

 

El Proceso y Los Objetivos

Los obispos esperan que más de un millón de católicos participen en la actividad misionera y consulta en los próximos dos años. El V Encuentro será la culminación de los encuentros parroquiales, diocesanos y regionales, que comienzan en enero y continuarán hasta junio del 2018.  

Los encuentros parroquiales se realizarán en todo el país en mayo y junio en unas 5,000 parroquias. Hasta la fecha, 10 parroquias de nuestra diócesis están participando, según Joel Rodríguez, pero él espera que el número de parroquias que participan aumente en los próximos meses, a medida que se celebren más reuniones locales.   

Una mujer reza durante la Misa de Jueves Santo en la iglesia de la Inmaculada Concepción en Denton.  (Foto NTC / Adrean Indolos) 

Los encuentros diocesanos están programados para el otoño del 2017 con la expectativa de que más de 150 diócesis del país tomen parte y que alrededor de 200,000 personas participen.   

Se espera que el Encuentro de la Diócesis de Fort Worth se celebre en octubre del 2017 y que, a nivel local, atraiga a más de 1,000 católicos.  

“Será un día muy bendecido de crecimiento espiritual”, dijo el señor Rodríguez. “Una gran cantidad de formación tendrá lugar en ese día”. 

Los encuentros regionales están programados de marzo a junio del 2018 y se esperan que participen 10,000 delegados; las regiones están designadas conforme a las regiones episcopales de los Obispos de los Estados Unidos. La asamblea general de los católicos del Norte de Texas se celebrará en San Antonio.  

Luego de los encuentros regionales viene el V Encuentro, que se llevará a cabo del 20-23 de septiembre del 2018 en el Hotel Gaylord Texan en Grapevine. “Después de esta reunión nacional, nuestra Iglesia local tendrá una comprensión más profunda de su misión y la evangelización”, dijo Juan Rendon, Director Diocesano de la Formación de Diáconos Permanentes.

No obstante, éste no es el final, pues se hará un documento de trabajo por escrito una vez que concluya el V Encuentro con el fin de implementar sus resultados. 

El Obispo Nelson Pérez mencionó que se esperan los siguientes resultados del V Encuentro:

  • la identificación de las mejores prácticas e iniciativas pastorales al desarrollar los recursos en las parroquias, las diócesis, escuelas y organizaciones nacionales
  • un aumento en el número de vocaciones al sacerdocio, la vida religiosa y el diaconado permanente
  • un aumento en el porcentaje de estudiantes hispanos en las escuelas católicas de un 15.5 por ciento actualmente a un 20 por ciento
  • la identificación de, por lo menos, 20,000 nuevos líderes listos para la formación continua y el ministerio en la Iglesia
  • un mayor sentido de pertenencia y corresponsabilidad entre los hispanos
     

La Esperanza por la Unidad

El señor Rodríguez dijo que el Encuentro va más allá del tema general de la evangelización. 

“El ‘gran y magnífico movimiento’ del Encuentro contribuye a unir a las diferentes culturas, generaciones y personas de diversos orígenes étnicos como una sola Iglesia”, dijo.   

“Este movimiento está abierto para todo el mundo”, continuó diciendo. “El Encuentro está abierto también para las personas que no son hispanas porque se trata de una integración plena y total. Se podría decir que el sabor del Encuentro es hispano. Pero eso no quiere decir que no esté abierto para todos”.   

Por eso, el señor Rodríguez, que trabaja en estrecha colaboración con el Obispo Olson, otros líderes de ministerio, delegados parroquiales y sacerdotes, para llevar el esfuerzo local a buen término, anima a todas las parroquias a participar. 

“Esto no es un movimiento de segregación, sino que es un movimiento de integración”, dijo el señor Rodríguez. “Así que, si se anuncia en su parroquia y quiere saber más sobre el Encuentro, las puertas están abiertas”.

Un “momento de gracia”. Una “experiencia trascendental”. Una “oportunidad privilegiada”. Así es como los líderes católicos describen el quinto Encuentro Nacional del Ministerio Hispano/Latino que se realizará en septiembre del 2018 en Fort Worth.

Published
Back