Líderes laicos y religiosos reaccionan tras triunfo de Trump

Por Catholic News Service

11/9/2016

Presidente electo Donald Trump ofrece su discurso de aceptación en New York Hilton Midtown en Manhattan en la madrugada del 9 de noviembre. (Foto CNS / Shawn Thew, EPA) 

WASHINGTON (CNS) — Líderes laicos y religiosos de varias tendencias políticas reaccionaron a las noticias de la inesperada victoria de Donald J. Trump en la elección presidencial del 8 de noviembre.

La mayoría expresó esperanza de que Trump prestaría atención a sus intereses en el futuro, mietras que otros se mostraron decididamente más pesimistas y otros aconsejaron oración.

El arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Kentucky, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos subrayó un programa ambicioso en un comunicado de prensa después de las elecciones del 9 de noviembre y felicitó a Trump y a todos los que ganaron durante las elecciones.

La conferencia episcopal espera trabajar con el futuro presidente Trump para proteger la vida humana desde su comienzo hasta su final natural, dijo el arzobispo Kurtz.

"Vamos a abogar por políticas que ofrecen oportunidad a todas las personas, de todas las religiones, en todos los ámbitos de la vida", dijo.

"Nos sentimos firmes en nuestra determinación de que nuestros hermanos y hermanas que son migrantes y refugiados puedan ser acogidos con humanidad, sin sacrificar nuestra seguridad. Vamos a llamar atención a la persecución violenta que amenaza a nuestros hermanos cristianos y personas de otras religiones de todo el mundo, especialmente en el Oriente Medio, y vamos a buscar el compromiso de la nueva administración con respecto a la libertad religiosa en el país, garantizando que la gente de fe pueda seguir teniendo libertad para anunciar y dar forma a nuestras vidas alrededor de la verdad sobre el hombre y la mujer, y el vínculo de unión matrimonial que pueden formar".

La gente reacciona a los resultados de las elecciones el 8 de noviembre en Nueva York. (Foto CNS-Andrew Gombert, EPA)

Después de que Trump aseguró la mayoría de votos para ganar en el colegio electoral el 9 de noviembre, el cardenal Sean P. O'Malley de Boston dijo por Twitter, "felicitaciones al presidente electo Donald Trump. Que Dios le conceda buena salud, sabiduría y valor durante su presidencia".

"Estamos encantados que los resultados la elección de esta noche reflejan el consenso pro-vida en los Estados Unidos, en la cámara, el senado y la presidencia. Aplaudimos a candidatos que tomaron una posición sobre la cuestión más crucial de derechos humanos hoy en día, el aborto", dijo Jeanne Mancini, presidente de la Marcha Por la Vida.

Philippe Nassif, director ejecutivo de In Defense of Christians, pidió que Trump le diera prioridad a "la protección de las antiguas comunidades y minorías étnicas y religiosas de Oriente Medio, y la región en la que estas comunidades pueden coexistir y prosperar en paz en sus países de origen", dijo en un comunicado el 9 de noviembre.

Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos, dijo que hay que continuar luchando para reconciliar el mensaje de justicia del reverendo Billy Graham con el de Martin Luther King, de marchar por la justicia.

"Ahora que la elección presidencial está finalmente detrás de nosotros, nuestra nación debe poner la política partidista y la retórica divisiva detrás de nosotros también. En lugar de la agenda del burro o el elefante, los cristianos deben enfocarse en la agenda del Cordero", añadió Rodríguez.

"Nos hemos comprometido a dialogar con los que piensan diferente y trataremos de hablar con el president electo Trump", dijo en un comunicado Scott Reed, director ejecutivo de la red nacional de PICO, fundada por un sacerdote de California. "Pero el presidente electo Trump debe ser advertido de que nuestra fe no nos va a permitir dejarlo que cumpla su promesa de criminalizar a los inmigrantes, realizando deportaciones masivas, o quedarnos con lo brazos cruzados al ver la discriminación contra afroamericanos, latinos y minorías religiosas".

John Gehring, director del programa católico Faith in Public Life dijo que le cuesta encontrar las palabras para procesar el hecho de que un hombre peleonero que prometió prohibir a musulmanes entrada al país, que está orgulloso de asalto sexual que cometió en el pasado, y que demoniza a inmigrantes, y quien insultó al papa Francisco, fuese elegido presidente.

"Como cristiano y padre de niños pequeños, estoy angustiado", dijo Gehring. "Pero como cristiano, también estoy comprometido a caminar el camino difícil de la fe y la esperanza".

Gehring dijo que no entiende a católicos que apoyaron a Trump, pero hay demasiado que arriesgar para no buscar terreno común y el bien común.

Laura Barrett, directora ejecutiva de Interfaith Worker Justice dijo en un comunicado del 9 de noviembre: "Hoy es un día oscuro en la historia de Estados Unidos". Un hombre que construyó una campaña para llegar a la Casa Blanca con racismo, xenofobia, machismo, ahora se va a convertir en el líder más poderoso del mundo, dijo Barrett.

Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, dijo que Trump hizo muchas promesas a los que apoyan al movimiento pro-vida a lo largo de su campaña.

"La generación pro-vida asegurará de que mantenga esas promesas como presidente", dijo Hawkins en un comunicado el 9 de noviembre.

WASHINGTON (CNS) — Líderes laicos y religiosos de varias tendencias políticas reaccionaron a las noticias de la inesperada victoria de Donald J. Trump en la elección presidencial del 8 de noviembre.

Published