Estudios Durante el Verano

Por Violeta Rocha

North Texas Catholic

8/20/2018

Un pequeño grupo de seminaristas, aprende a hablar español con la profesora Terry Hostler en la Parroquia Santa María de la Asunción en Fort Worth, el jueves, 28 de junio de 2018. (NTC/Ben Torres) 


Cinco seminaristas de la Diócesis de Fort Worth han estado aprendiendo español durante el verano en un programa intensivo que les ayudará a servir mejor a los feligreses de habla hispana.  

El programa de español, que duro seis semanas, fue dirigido por Terry Hostler, Directora de Formación Religiosa en la Parroquia de Santa María de la Asunción de Fort Worth. Los seminaristas David La Pointe, Collin Becker y Austin Hoodenpyle, que se encuentran estudiando en el Theological College de la Universidad Católica de América en Washington, D.C., Brandon LeClair, que está en el Assumption Seminary de San Antonio, y Thomas Jones, que acaba de terminar su año pastoral en la Parroquia de San Felipe el Apóstol de Lewisville, participaron en el programa.    

“Es un curso para fortalecer las destrezas básicas en español de los seminaristas de la Diócesis de Fort Worth, con el fin de prepararlos para el ministerio con la comunidad de habla hispana”, dijo Hostler, quien tiene una licenciatura en español y ha enseñado 22 años en el Distrito Escolar Independiente de Fort Worth.

“Casi la mitad de las 90 parroquias de la Diócesis de Fort Worth ofrecen Misa en español, por lo que tener sacerdotes bilingües para servir en esas parroquias es una herramienta importante en el trabajo pastoral”, dijo Marlon De La Torre, Director de Evangelización y Catequesis de la Diócesis.

“Hay necesidad de sacerdotes que hablen español porque más del cincuenta por ciento de la población católica es hispana”, dijo De La Torre.

Hostler dijo que el plan de estudios enfatiza tres puntos principales: “Rezar un oficio de la Liturgia de las Horas o leer las lecturas del día para practicar la pronunciación y la entonación; estudio de la gramática enfocándose en la conjugación de los verbos y escenarios de aplicación o reflexiones de las lecturas dominicales; y el uso del material RICA en español para ayudarles a desarrollar el vocabulario que utilizarán a menudo en su ministerio”. 

Ella dijo que los seminaristas están aprendiendo una forma de español práctico que podrán utilizar en su trabajo.

“Ya que saben un poco de español básico, nos estamos concentrando en el español que utilizarán al trabajar en una parroquia que sirve a los feligreses de habla hispana”, dijo Hostler. “Estamos aprendiendo también sobre las actitudes y costumbres de esta comunidad”.

La Pointe dijo que la clase está ayudando a los seminaristas a conocer el “español católico”.

Hoodenpyle dijo que Hostler trae cada día a la clase escenarios que los ayudan a aprender español conversacional.
El cambiante perfil demográfico de la Diócesis refuerza el compromiso de los seminaristas de aprender otro idioma. De hecho, toda la clase se lleva a cabo en español.

“Es una oportunidad de practicar español todos los días”, dijo Becker. “Es importante debido al cambio demográfico que ha ocurrido en la Diócesis”.

Según el Texas Tribune, los hispanos se convertirán en el grupo étnico más grande de Texas para el año 2022. La población hispana en Texas aumentó de 9.7 millones en 2010 a 11.1 millones en 2017.

 

Cinco seminaristas de la Diócesis de Fort Worth han estado aprendiendo español durante el verano en un programa intensivo que les ayudará a servir mejor a los feligreses de habla hispana.  

Published
Back