Los candidatos al diaconado permanente son instituidos como lectores

Por Lance Murray

North Texas Catholic

10/23/2017

Obispo Michael Olson con los 28 candidatos al diaconado que fueron instituidos como lectores. (Foto NTC/Ben Torres)


FORT WORTH — Los 28 hombres, uno tras otro, se arrodillaron ante el Obispo Michael Olson y pusieron sus manos sobre la Sagrada Escritura.

"Toma este libro de la Sagrada Escritura y sé fiel en proclamar la palabra de Dios para que se fortalezca en los corazones del pueblo", dijo el Obispo Olson a cada uno.

Cada candidato respondió, "Amén", se levantó y volvió a su asiento, instituido en el ministerio del Lector.

"Es el primer gran paso para alguien que está en formación para recibir las Órdenes Sagradas", dijo Juan Rendón, Director de la Formación de Diáconos Permanentes de la Diócesis de Fort Worth. “El próximo año recibirán el ministerio del Acolitado”.

Rendón dijo que el Derecho Canónico requiere que todos los que están en formación para las Órdenes pasen por el Rito de Candidatura y reciban los ministerios del Lector y Acólito.

Los Lectores son asignados a la lectura de un texto bíblico que no sea el Evangelio. Eso está reservado solamente para el diácono o el sacerdote. Este ministerio es perpetuo - una vez que se instituye a una persona como lector, lo es para siempre.

Rendón dijo que los 28 hombres instituidos como lectores el 30 de septiembre en la Catedral de San Patricio de Fort Worth representan una mezcla diversa de edades, culturas étnicas y razas. 

Señaló que los hombres vienen de "diferentes orígenes, pero están unidos por una sola fe, un solo Señor y un solo bautismo".

Rendón dijo que los antecedentes culturales del grupo incluyen hombres de los Estados Unidos, México, América del Sur y Vietnam.

Originalmente se programó la institución de 29 hombres como Lectores, pero Francisco Joel Rodríguez quedó varado en Puerto Rico debido al huracán María.

"Estaba de vacaciones visitando a sus padres cuando tanto él como su esposa, Zoraida, se quedaron atascados en la Isla", dijo Rendón. "Él y la familia están bien. Hablé con él el viernes por la noche y me dijo que tenían que racionar el agua y la comida”.

Joel tiene previsto regresar a Texas el 6 de octubre y será instituido como Lector en otro momento, dijo Rendón.

Rodney Asebedo, quien está asignado a la Parroquia de Santa Maria Goretti de Arlington, dijo que cuenta con el gran apoyo de su familia y que están muy orgullosos de su logro.

"Es importante tener la oportunidad de servir a la Iglesia y compartir esta experiencia con mi familia, que ha estado orando por nosotros durante todo el proceso", dijo Asebedo.

Steve Dixon, que está asignado a la Parroquia de Santo Esteban de Weatherford, dijo que este día significaba mucho para él.

"Significa poder ir por la Diócesis y proclamar la palabra de Dios, y recibir la gracia de la institución de este ministerio para hacer que mis palabras sean claras", dijo.

David Poole, ayudante pastoral en la Parroquia de San Judas Tadeo de Burkburnett, dijo que ser instituido como Lector es una señal de su progreso en la formación al diaconado.

"La importancia para mí, a medida que avanzamos en este proceso de formación, es realmente el reconocimiento de dónde partimos, lo que hemos aprendido hasta ahora y que se nos inculca el poder compartir la palabra de [Dios] con nuestros feligreses y los unos con los otros", dijo Poole.

Los hombres que fueron instituidos en el ministerio del Lector son: Rodney Asebedo, David Bindel, Ricardo De León, Steve Dixon, Thomas Doran, Robert Dubek, Gary Endres, Mark Gannaway, Gustavo García, Michael Genewick, Michael Handler, Magdaleno Hernández, Steve Holton, Eric Hunsberger, Ralph Lira, Paul Mahoney, Juan Molina, Guillermo Muñoz, David Poole, Patrick Quinn, Bradley Samuelson, Jesús Humberto Serrano, Michael Sutton, Thien Ta, Terry Timmons, Manuel Vásquez, Richard Wright y Daniel Zavala.

FORT WORTH — Los 28 hombres, uno tras otro, se arrodillaron ante el reverendísimo Obispo Michael Olson y pusieron sus manos sobre la Sagrada Escritura.

Published