Adorando al Santísimo Sacramento: Por toda la diócesis, la veneración está creciendo en popularidad

Por Mary Lou Seewoester

Corresponsal

9/3/2015

El Papa San Juan Pablo II pasaba tiempo cada mañana adorando al Santísimo Sacramento antes de empezar sus labores del día.

En Calcuta, la Madre Teresa pasaba una hora en Adoración Eucarística antes de ir a servir a los pobres y a los moribundos. Y en la Diócesis de Fort Worth, los católicos están siguiendo estos ejemplos.

El Diácono Don Warner, Director de la Liturgia y el Culto y Director de Diáconos, estima que de dos tercios a tres cuartos de las parroquias ofrecen Adoración semanalmente, diariamente o ocasionalmente. “Hace 10 ó 15 años, menos de un cuarto de nuestras parroquias ofrecían Adoración”,  dijo él.

El enlace Adoration Finder en la página web de la diócesis enumera 33 parroquias que ofrecen Adoración diaria o semanalmente todo el año. 

Los días, horas y lugares para Adoración Eucarística varían de acuerdo con las necesidades y recursos individuales de cada parroquia.  Por ejemplo, la parroquia de Sta. María Goretti en Arlington, ofrece todos los días 16 horas de Adoración Eucarística, de 6:00am a 10:00pm en el oratorio de la parroquia. En Keller, la parroquia de Sta. Elizabeth Ann Seton expone la Eucaristía de 10:00am a 6:00pm cada martes y miércoles en la iglesia. Y en Carrollton, la parroquia de Sta. Catalina de Siena tiene diariamente la Hora Santa en la capilla, después de la Misa de 8:30am hasta las 10:00am.

El Padre Augustine Kolapuram, TOR, párroco de Sta. Catalina de Siena, dijo que la Adoración Eucarística es importante para sus feligreses porque “la gente se acerca más a Dios y crece en su vida espiritual… es un tiempo para reflexionar en las cosas que Dios ha hecho por nosotros y para establecer una union más cercana con el Señor”.

Él dijo que la parroquia está restructurando la Adoración, esperando aumentar el número de horas, pero también para cerciorarse que la parroquia sigue las normas para la Adoración. Por ejemplo, dos adoradores deben estar presentes por cada hora que la Eucaristía está expuesta, y solo un sacerdote, diácono, acólito o ministro extraordinario de la sagrada Comunión pueden exponer o reposar el Santísimo Sacramento.

Betsy Kalina, coordinadora de Adoración Eucarística en Sta. María Goretti dijo, “Es un reto universal, pero con esfuerzo tratamos de tener dos adoradores para cada hora”. Ella subrayó que uno de los beneficios de tener horas estables de Adoración es que mantiene la iglesia abierta para los que vayan llegando.

“Hay gran necesidad de un lugar tranquilo para rezar”, ella hizo notar. “Estamos a una cuadra de UTA (la Universidad de Texas en Arlington), y sabemos cuando es tiempo de exámenes porque el oratorio se llena de estudiantes de UTA. Éste es un maravilloso lugar para pedir favores”.

Kalina siente que los beneficios de la Adoración van más allá del crecimiento espiritual individual y de la petición personal.
“La Adoración nos ha unido como parroquia”, dijo ella. “Nuestros adoradores rezan también por las necesidades de nuestro sacerdote, de nuestra parroquia y por más adoradores. Las oraciones son las que traen a la gente y Dios hace el resto”.

El P. Kolapuram también ha notado los beneficios de la Adoración Eucarística en su parroquia. “Más y más gente se está acercando más a los sacramentos, especialmente Confesión y la Santa Eucaristía…y las personas que se habían alejado, están volviendo a la Iglesia”.
“La gente que se compromete a orar ante el Santísimo Sacramento”, dijo, “reza no solo por su crecimiento personal, sino por toda la parroquia, y eso hace una gran diferencia”.

Alana Demma, coordinadora de Adoración en Sta. Elizabeth Ann Seton, ve la Adoración Eucarística como un beneficio para la diócesis también.

“Nos ayuda con vocaciones”, dijo ella. “Tenemos siete u ocho hombres y mujeres jóvenes que han entrado a la vida religiosa” desde que la parroquia empezó Adoración hace casi 10 años.

Para las parroquias que están considerando empezar o extender Adoración Eucarística, Demma sugiere que usen anuncios en el boletín, pidiendo voluntarios de cada grupo parroquial, y recordando semanalmente por email a los adoradores la hora de su compromiso para que no falten. Agregó que el apoyo del párroco es la primera y más importante parte para iniciar Adoración Eucarística en una parroquia.

“Algunas personas no saben qué hacer durante la Hora Santa, pero una vez que prueban, quieren seguir regresando”, dijo ella.
Para los que no están seguros cómo rezar durante la Hora Santa, el Diácono Warner recomienda “cualquier tipo de oración personal o lectura santa…especialmente si es significativa para uno y le llega al corazón”. Él dijo que orar con la Escritura, el Rosario, oración mental o meditación, la Liturgia de las Horas, orar con los santos, o hasta escribir nuestras propias oraciones, todas éstas son formas significativas de orar. “O, uno simplemente puede contemplar al Señor adorándolo”. Y añadió, “y permitir que Él entre en uno”.    

El P. Kolapuram asiente. “Siempre podemos sentarnos a los pies del Señor y simplemente mirarlo en silencio y escuchar”.

Para encontrar parroquias que ofrecen Adoración, por favor visite www.fwdioc.org/adoration-finder?1688

 

 

El Papa San Juan Pablo II pasaba tiempo cada mañana adorando al Santísimo Sacramento antes de empezar sus labores del día. En Calcuta, la Madre Teresa pasaba una hora en Adoración Eucarística antes de ir a servir a los pobres y a los moribundos. Y en la Diócesis de Fort Worth, los católicos están siguiendo estos ejemplos.

Published
Back