Fort Worth Dice: ¡Bienvenidos!

Por Susan Moses

North Texas Catholic

8/23/2018

Los delegados de la diócesis de Fort Worth se reúnen en la reunión regional V Encuentro en San Antonio en abril. Más de 2.600 delegados de todo el país se esperan en la reunión nacional V Encuentro que se celebrará en Grapevine en septiembre. (NTC/Thao Nguyen)


No hay un consenso sobre cómo llamar a una reunión de obispos. Un mar de obispos. Un banco de obispos. Un salterio de obispos. Cualquiera de las tres respuestas es aceptable.

Cuando más de 100 obispos se reúnan en la Diócesis de Fort Worth del 20 al 23 de septiembre, no habrá duda de que el término exacto será: el V Encuentro.

Este “V Encuentro” incluirá a más de 2,800 delegados nacionales, al menos, tres representantes del Vaticano y un grupo de obispos como se mencionó anteriormente. Se espera que asistan representantes de más de 100 organizaciones católicas de los EE. UU., en las que se incluyen Catholic Relief Services, Caridades Católicas y la Federación Nacional para el Ministerio Juvenil Católico.

El propósito de este Encuentro Nacional y el de los cuatro Encuentros anteriores es determinar cómo la Iglesia puede ejercer mejor su ministerio con la población hispana y cómo la población hispana puede participar más plenamente y servir a toda la Iglesia. El primer paso es entrar en una relación más profunda con Jesucristo y Su Iglesia y convertirse en Discípulos Misioneros: Testigos del Amor de Dios, que es el tema del V Encuentro.

La reunión es la culminación de 18 meses de reuniones a diferentes niveles. Casi 250,000 personas se congregaron en las parroquias y participaron del desarrollo de la fe, la consulta y del esfuerzo para llegar a las personas que se han ido de la Iglesia o nunca han pertenecido a ella. Los delegados de esas parroquias compartieron sus experiencias y preocupaciones en uno de los 145 Encuentros Diocesanos. De enero a junio de este año, se celebraron 14 Encuentros Regionales en los EE.UU.

En el Encuentro Nacional de septiembre, los participantes escucharán a los oradores principales y elegirán entre más de 30 talleres sobre temas secundarios, tales como la participación de los jóvenes, el desarrollo de líderes y la formación en la fe de la familia.

Bienvenido a Fort Worth
Como la diócesis anfitriona, los fieles de Fort Worth se han estado preparando para el V Encuentro Nacional por dos años en colaboración con la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU. para planificar la logística avanzada del evento de cuatro días.

Durante el Encuentro, el Obispo Michael Olson dará el discurso de bienvenida y dirigirá un servicio matutino de oración. La Diócesis de Fort Worth está brindando y coordinando 250 voluntarios, reclutados de los Caballeros de Colón, los diáconos, los candidatos al diaconado y los seminaristas.

Las personas que no asistan al V Encuentro Nacional, pero que estén interesadas, pueden ver en línea los discursos de los oradores principales, las sesiones plenarias importantes y las celebraciones litúrgicas. Algunos de los oradores serán transmitidos en vivo por el canal EWTN.

Llevar el Mensaje a Casa
La conferencia de Grapevine no es la culminación del V Encuentro, sino la transición entre la acumulación de las mejores prácticas del ministerio hispano y la implementación de esas ideas en las parroquias.

Según Marlon De La Torre, Director Diocesano de Evangelización y Catequesis, la Diócesis de Fort Worth participará en el V Encuentro Nacional enfocándose en el desarrollo de un plan pastoral hispano para la diócesis.

Él anticipa que el núcleo del plan diocesano de tres a cinco años será fortalecer la familia. “La familia es el punto de apoyo y la pieza central de la formación en todos los niveles y todas las generaciones. Queremos asegurarnos de que mamá y papá se vean primero como formadores de la fe de sus hijos”.

 

Una Breve Historia del Encuentro 
Actualmente, el 40 por ciento de todos los católicos de los EE.UU. son hispanos, desde inmigrantes que han llegado recientemente hasta aquéllos cuyas familias han estado aquí por generaciones. La población hispana está creciendo: más de la mitad de todos los católicos menores de 35 años son hispanos.

Antes del primer Encuentro en el 1972 la Iglesia trataba de llegar a los hispanos enfocándose principalmente en proveer asistencia material y espiritual a los inmigrantes recientes. El proceso del primer Encuentro reconoció la necesidad de evangelizar y formar a los hispanos en la fe para que puedan integrarse a la Iglesia.

Encuentro 1972:   Esta primera reunión nacional de hispanos dentro de la Iglesia de los EE.UU. llevó a la creación de la Secretaría Nacional de Asuntos Hispanos.

II Encuentro 1975-77:    El segundo Encuentro identificó la diversidad de los católicos hispanos en relación con su historia y cultura, y su unidad en la fe. Se formaron ocho oficinas regionales de Asuntos Hispanos en la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

III Encuentro 1982-85:   La necesidad de formación del liderazgo hispano dentro de la Iglesia condujo al desarrollo de un Plan Pastoral Nacional para el Ministerio Hispano y un Comité Permanente de Asuntos Hispanos.

IV Encuentro 2000:   Cuando la Iglesia comenzó su tercer milenio, la Iglesia desarrolló nuevas formas de evangelizar y catequizar a los fieles hispanos y celebrar la diversidad de la Iglesia.

Primer Encuentro Nacional del Ministerio Hispano de la Juventud y Adultos Jóvenes 2005-2006: Los jóvenes hispanos expresaron sus necesidades y aspiraciones, lo que permitió su reconocimiento y las oportunidades de realizar el ministerio con los jóvenes y para la juventud hispana en la Iglesia.
  
V Encuentro 2017-2020:  la Iglesia espera poder identificar al menos 20,000 líderes católicos hispanos nuevos y llegar a los jóvenes hispanos. 

No hay un consenso sobre cómo llamar a una reunión de obispos. Un mar de obispos. Un banco de obispos. Un salterio de obispos. Cualquiera de las tres respuestas es aceptable.

Published
Back